Me encerré mas en mi propio mundo. Me acostumbré a comer solo, a pasear solo, a ir a la piscina, a los conciertos y al cine solo. No sentía por ello ni soledad ni amargura.
Haruki Murakami, Al sur de la frontera.  (via alexandrave)

(Fuente: wordsnquotes)

El día que mi corazón murió

Algo irónico pasó, las palabras que hace unos años nos hacían sonreír, las palabras que hace unos meses te hicieron llorar y maldecirme por amarme tanto, ese domingo no tenían valor…demasiado tarde, no había remedio, era mi turno para sufrir y vaya de qué manera.

La exiliada del dolor (via raccoon-linyera)

(Fuente: laexiliadadeldolor)

I’m sorry that I’m both your umbrella and the rain.
Tablo (via raikee)

(Fuente: ad-stellas)

Hay algo en el generoso y abnegado amor de un animal que llega directamente al corazón de aquel que con frecuencia ha probado la falsa amistad y la frágil fidelidad del hombre.
El gato negro, Edgar Allan Poe (via atravesdeloslibros)
Quedate conmigo, porque hasta ahora nadie lo ha hecho